Aguas Termales

Las aguas termales del Balneario de la Virgen, con pequeñas diferencias por su surgencia, se clasifican en: bicarbonatadas, sulfatadas, calcio-magnesianas, litínicas y ligeramente radiactivas (0,11 Nanocurios/litro). Brotan a una temperatura entre los 30 y los 34 grados, y el aforo calculado para los manantiales de S. José, S. Antonio y Primitivo o de las Pilas es de unos 2 millones de litros/día. El aforo del Estanque Termal no se ha cuantificado hasta la fecha, considerándose el manantial termal más grande hallado en la zona.

Declaradas de utilidad pública el 17/02/1888.

Composición iónica y análisis

ph 7,45
Conductividad a 20 (NS.CM) 829
Cloruros 49,7
Sulfatos 139
Sodio 29,1
Calcio 92,4
Potasio 3,9
Magnesio 40,3
D.Q.O. (MNO4K) 0
Dureza total 380
Residuo seco a 110° 532

Propiedades terapéuticas

Bicarbonatadas
Propiedades hepatoprotectoras, antiflogísticas, hipoglucemiante y antiácidas. Problemas del aparato digestivo, reumatología y endocrinología.
Cálcico-magnésico Litínicas
Acción coagulante, permeabilizadora de las membranas, regulador nervioso y neuromuscular. Modulante de la contracción muscular, la secreción y absorción intestinal y la liberación de hormonas. Vasodilatador.
Oligometálicas
Acción diurética. Determinadas afecciones renales e indicaciones en litiasis.
Radiactivas
Indicadas en tratamientos psiquiátricos (antiestrés, depresiones y alteraciones del sistema nervioso), reumatológicos, afecciones del sistema neurovegetativo, respiratorias crónicas, dérmicas, endocrinología y alteraciones en el sistema autoinmune. Acción sedante y analgésica.
Sulfatadas
Acciones antiinflamatorias y antialérgicas. Problemas del aparato respiratorio, digestivo, reumatología, dermatología y afecciones hepáticas. Depurativas y diuréticas.